Inicio
 
LIBRO
 
làminas
 
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIENVENIDOS

La mayoría de las investigaciones y posteriores publicaciones que se hacen en el campo de las Ciencias Naturales no serían posibles si los museos y otros centros de investigación no contaran con gigantescas colecciones de especímenes tomados de la naturaleza. Esta tarea no ha sido fácil ni de corta duración. Varias generaciones de naturalistas, sufridos y aventureros, han recorrido desde épocas remotas hasta los lugares más inaccesibles del planeta para conseguir este valioso material, que en muchos casos resulta insustituible.
Un ejemplo de esta especialidad en nuestro país es el equipo formado por los hermanos Carlos, Zsolt y Ors Kovacs y el hijo del primero, Carlos Mariano, descendientes de un matrimonio de inmigrantes húngaros que llegó al país en 1949 y se radicó en la localidad de El Bolsón, provincia de Rio Negro.
Desde temprana edad, mostraron interés por la naturaleza, interés que se incrementó cuando conocieron al famoso naturalista Andrés G. Giai, quien les transmitió gran parte de sus conocimientos y les enseño el arte de la taxidermia.
A partir de ese momento, se dedicaron a coleccionar y preparar animales para estudios científicos y exhibiciones en diferentes museos y centros de investigación del país y del extranjero. Con el tiempo, se convirtieron en uno de los equipos más sólidos de la Argentina, con trabajos de taxidermia prácticamente insuperables.
Casi todo ha sido coleccionado por los Kovacs: aves, mamíferos, reptiles, peces, insectos, etc.; hasta una especie de murciélago fue catalogada gracias al material por ellos aportado.
Hombres de campo, nobles y sufridos, conocedores del terreno como pocos, siempre ávidos por descubrir nuevos secretos de la naturaleza, más de un científico, hasta de renombre internacional, pudo terminar con éxito sus investigaciones en el entorno natural gracias a la oportuna colaboración de los Kovacs.
Muchos son los convenios y las instituciones para los que trabajaron estos entusiastas naturalistas. Entre ellos, podemos citar, en el orden nacional, el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, el Instituto “Miguel Lillo” de Tucumán y el Museo de Ciencias Naturales de La Plata, entre otros.
En Estados Unidos, se cuentan: Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, Natural History Museum  of Los Angeles Country y Louisina University.
En Canada: La Universidad de Ontario, The Royal Ontario Museum.
En Europa: Der Univerisität Heidelberg, Museum Bremen, Muséum National d`Histoire Naturelle de Paris, Muséum d`Histoire Naturelle de Genève, Suiza, Zoölogisch Museum de Amsterdam, Uppsala Universitet de Suecia, Természettudomáyi Múzeum y Magyar Madártani Intézet, ambos de Budapest, Húngria, British Museum (Natural History) de London y el Naturhistorisches Museum Wien de Austria.
Las actividades de este grupo no se limitan sólo a coleccionar especímenes; los Kovacs también cumplen una importante tarea educativa dando charlas y conferencias. Son, además, los fundadores y dueños del Museo Ornitológico Patagónico, en EL Bolsón, provincia de Río Negro, que es visitado permanentemente por contingentes de alumnos y turistas, nacionales y extranjeros, así como por estudiosos, investigadores y aficionados al estudio de la naturaleza.
Como broche de oro de toda una vida de estudios, principalmente de la fauna y flora patagónica, han volcado gran parte de sus conocimientos en este ambicioso proyecto: el Manual ilustrado de las aves de la Patagonia, Antártida Argentina e islas del Atlántico Sur.
Esta magnífica obra cuenta con valiosa información y detalla el comportamiento, el hábitat y la anatomía de cada una de las familias en cuestión. Las ilustraciones caracterizan a la perfección cada una de las especies, facilitando su identificación.
En este libro se percibe un alto nivel de profesionalismo y no me caben dudas de que se va a convertir en el inseparable compañero de todos los admiradores de las aves y la naturaleza de una de las regiones más imponentes del mundo.

Prólogo del Libro a cargo de JORGE RODRÍGUEZ MATA